Hygrophorus discoideus Fr. ex Pers.



Higróforo comestible de sombrero muy viscoso con disco marrón ocráceo oscuro y bordes muy claros, láminas blancas y decurrentes y pie igualmente viscoso.


Sombrero netamente bicolor, con el centro de un marrón rojizo oscuro y bruscamente decolorado hacia los bordes, con la superficie rayada radialmente y como recubierta totalmente de una mucosidad, muy gruesa en tiempo húmedo.


Una sección de la superficie del sombrero nos muestra una estructura filamentosa bastante uniforme, formada totalmente por hifas entremezcladas incoloras.


Un detalle de la capa superficial nos muestra entre la carne unas hifas diferenciados que la atraviesan, son hifas productores de sustancia mucosa que vierte al exterior (abajo) y dan lugar a la capa viscosa que presenta. 


La cutícula externa es filamentosas formada por una capa de hifas entremezcladas, finas, ramificadas, muy separadas por gelificación y emergentes.

En detalle vemos las hifas muy retorcidas, provistas de fíbulas en algunos tabiques y fuertemente gelificadas y separadas entre sí.


En rojo congo se aprecian mejor los las paredes y tabiques de las hifas. 


El himenio está constituido por láminas muy gruesas y separadas de textura muy blanda y esponjosa.


La carne o trama de las láminas está constituida por hifas muy sinuosos y nodulosas, lo que da lugar a unas láminas muy gruesas y esponjosas.


Las hifas presenta tabiques provistos de pequeños abultamientos que son las fíbulas. 


Tanto las caras como la arista de las láminas están completamente formada por elementos fértiles, basidiolos y basidios.


Ambos son muy alargados y progresivamente ensanchados en la extremidad, los basidiolos con terminación redondeada y los basidios más grandes, gruesos y terminados en cuatro pequeños cuernecillos, los esterigmatos.


Los basidios muy alargados y estrechos, presentan un tabique basal provistos de fíbula y progresivamente se van ensanchado hacia la extremidad donde producen las esporas.


Producen esporas incoloras al microscopio y blancas en masa en grandes cantidades y con una fuerte tendencia a adherirse entre sí y formar masas o glomérulos de esporas.


Se tiñen bien con rojo congo y se separan más fácilmente con lo que se aprecian mejor sus características.


Son elipsoidales y algunas casi cuadrangulares, lisas, con varias vacuolas de reserva en su interior y provistas de un saliente o apículo en uno de los extremos por donde se sujetaba al basidio y por donde ha crecido