Artomyces pyxidatus (Pers. ex Fr.) Jülich.


Variedad de “patitas de rata”, Ramaria, de porte medio a grande que desarrolla sobre troncos y tocones y con las ramificaciones muy regulares, erguidas y con aspecto de candelabro, bifurcadas en las extremidades. Por su sabor picante carece de interés culinario. VER DESCRIPCIÓN COMPLETA.


La superficie himenial recubre las ramas superiores, erguidas y muy regulares que terminan en varias puntitas muy finas y bifurcadas, cresteadas y con aspecto de candelabro.


Esta superficie himenial está constituida por basidiolos cilíndricos o ligeramente ensanchados en la extremidad, en forma de cachiporra que forman una empalizada por toda la superficie.


Estos basidiolos al madurar se convierten en basidios , más gruesos y claviformes y terminados en cuatro esterigmatos en cuya extremidad se forman las esporas.


Conjunto de basidios maduros.


Estos basidios producen gran cantidad de esporas casi incoloras al microscopio, pero blancas en masa y grisáceas si se observan en Melzer por la presencia de almidón que se tiñe de gris con el yodo.


Las esporas son muy pequeñas, elipsoidales, de paredes muy ligeramente verrugosas y con paredes muy claramente grisáceas con el Melzer, amiloides.


La trama o carne del carpóforo es monomítica, es decir, formada por un solo tipo de hifas, hifas generativas, con tabiques de separación de células provistos de fíbulas, fibuladas.


De manera muy particular en esta especie en las campas inferiores del himenio se observan intercalados cistidios con contenido oleaginoso, gloeocistidios.



La presencia de estos cistidios amarillentos y con vacuolas aceitosas, gloeocistidios, es un carácter importante que separa a este género de las típicas “patitas de rata” pertenecientes al género Ramaria.