Melanoleuca melaleuca (Pers ex Fr)Mre



Seta comestible de mediano porte con sombrero marrón a grisáceo, pie igualmente marrón con fibrillas longitudinales y láminas adnatas o escotadas muy blancas. VER DESCRIPCIÓN COMPLETA


Himenio formado por láminas y lamélulas blancas y escotadas con arista entera o muy sutilmente ciliada si se observa con lupa.


Una sección de la arista de una lámina teñida con rojo congo aparece tapizada de basidiolos en forma de cachiporra o clava entre los cuales sobresalen un buen número de cistidios de arista o queilocistidios lanceolados y terminados en punta.



En general la punta de los cistidios se tiñe especialmente con rojo congo y en raras ocasiones aparece recubierta de cristales y en realidad son los delicados cilios que se observan a la lupa.


En cuanto al resto de la superficie himenial, las caras de las láminas están formadas casi totalmente por basidiolos en forma de cachiporra con la extremidad redondeada y basidios terminados en cuatro esterigmatos donde se van desarrollando por gemación las esporas.


Los basidios proceden de los basidiolos y son algo más grandes y claviformes.



De forma muy esporádica y dispersa también aparecen en las caras algunos cistidios de cara o pleurocistidios absolutamente similares a los de la arista.


De toda la superficie himenial salen multitud de esporas elipsoidales e incoloras al microscopio si se observan con agua, pero blancas en masa por lo que no cambian la coloración de las láminas. Observadas en Melzer se ven grisáceas y con punteaduras.


Una observación detallada de las esporas en Melzer que contiene yodo muestra las paredes de las esporas recubiertas de verrugas que contienen almidón y se ponen grisáceas con el yodo, amiloides.


Las verrugas amiloides aparecen regularmente distribuidas por toda la superficie esporas a excepción del extremo cercano al apículo por donde se sujetaba al basidio que deja una “placa hilar”, lisa y sin verrugas.


La superficie del sombrero de marrón a grisáceo es lisa o muy delicadamente granulosa y seca o muy ligeramente viscosa en tiempo húmedo, sin fibrillas radiales.


Una sección transversal de la capa superior del sombrero observada en agua muestra una estructura homogénea de toda la carne (abajo) y la superficie del sombrero (arriba), hifas filamentosas fuertemente entremezcladas lo que da lugar a una carne compacta, blancas en la carne y ligeramente pigmentadas en la superficie.


Un detalle de las hifas que forman la superficie del sombrero, la cutícula, muestra unas hifas algo pigmentadas y por tanto responsables de la coloración del sombrero y de las cuales las hifas más externas (arriba) emergen más separadas debido a la presencia de sustancia mucosa que se hincha con el agua y separa las hifas y por tanto da lugar a una ligera viscosidad en tiempo húmedo.


Detalle de las hifas superficiales emergentes y separadas entre sí por gelificación al mojarlas para la observación microscópica.


Teñida en rojo congo para identificar mejor las paredes celulares vemos las hifas que forman la carne en la parte inferior y las que forman la cutícula en la parte superior, algo más finas e igualmente entrecruzadas.


Hifas gelificadas más externas


Hifas no gelificadas con tabiques desprovistos de fíbulas y más compactadas.


La superficie del pie, especialmente en la parte superior aparece recubierta por una fina pilosidad blanquecina que contrasta bien con el fondo oscuro de la superficie del pie. 


Una observación microscópica de esta pilosidad nos permite comprobar que se trata de agrupaciones de cistidios o caulocistidios, semejantes a los de la arista de las láminas. 


Presentan una base ensanchada que progresivamente se adelgaza hacia la extremidad donde termina en punta con muy escasos cristales adheridos pero que se tiñe especialmente con rojo congo.